25 de enero de 2011

¿Cómo es trabajar en Alemania?

El pasado fin de semana la revista ‘Der Spiegel’ avanzaba que Angela Merkel quiere que jóvenes españoles cualificados y en paro se muden a Alemania para trabajar. Al parecer el país cuenta con un importante déficit de profesionales formados, lo que podría compensarse con el importante desempleo español.

Ahora las preguntas están en el aire. ¿Cuántos estarían dispuestos a irse? ¿Cómo son los sueldos en el país? ¿Para qué sectores? ¿Es necesario dominar el idioma? Lainformacion.com ha contactado con algunos españoles que emigraron a Alemania y nos han contado detalles de su experiencia y su vida cotidiana.

Juan Antonio Polo tiene 23 años y vive desde hace dos meses en Dusseldorf (la capital del estado de Renania del Norte-Westfalia). Encontró una oferta de trabajo a través de Facebook y pensó que “podría ser toda una experiencia”. Mandó su currículum y tuvo suerte.

Es periodista y trabaja como Social Media Manager en ‘Trivago España’. Es el encargado de las redes sociales de la versión en español. Sobre la situación laboral en el país Juan Antonio cuenta que “al menos en mi empresa y en las de la gente que conozco están siempre pidiendo gente nueva y en todos los sectores. Aquí se nota que no hay crisis”.

“Aquí las relaciones son en alemán”

Vasca, 33 años. Hitz Kareaga el verano pasado decidió mudarse a Berlín con su pareja. Vivía en Bilbao y necesitaba un cambio personal y profesional. Trabaja como freelance como consultora de experiencia de usuario y diseñadora de interacción, pero se plantea buscar trabajo en consultoras especializadas, agencias de publicidad y empresas de Internet cuando domine el idioma.

Ella cree que hablar perfectamente alemán es esencial para vivir mejor en el país: “Yo creo que puntualmente se puede trabajar sin saber alemán, pero sólo puntualmente, porque aquí las relaciones son en alemán, aunque en el entorno en el que estés la gente hable inglés”, dice Hitz. “Ellos están haciendo un esfuerzo para hablar en inglés contigo”, apunta.

Y es que trabajar temporalmente es una cosa y establecerse otra muy distinta: “Por ejemplo, mis caseros sólo hablan alemán, los de la frutería, lo mismo, y en el banco o en la oficina de Hacienda ni se te ocurra preguntar en inglés. Tampoco en la oficina de búsqueda de empleo”, cuenta Hitz. Añade que “puede que alguno de éstos hable inglés porque lo haya estudiado en el colegio, pero no se sienten cómodos hablándolo, por eso, dicen que no lo hablan”.

Sin embargo, Juan Antonio no le da tanta importancia al idioma: “En mi empresa para comunicarnos solemos usar el inglés ya que tenemos gente de más de 15 países. Saber alemán ayuda en la vida diaria, pero yo creo que no es imprescindible, ya que en Alemania un gran porcentaje de la población habla inglés. Y si no, los gestos son universales”.

“Las ofertas de trabajo son innumerables”

Luis I. Gómez nació en un pueblo de la montaña leonesa y no es tan jovencito. Tiene 48 años y llegó a Alemania en 1989, antes de la caída del Muro de Berlín. Pertenece a la otra generación, esa que tuvo que irse hace años. Ha vivido la impresionante evolución del país y actualmente vive en Leipzig, en el estado de Sajonia.

Se fue porque no veía opciones profesionales en España y hoy es co-fundador y gerente de una empresa de biotecnología que desarrolla métodos de diagnóstico en sangre. Un ejemplo de fuga de cerebros en toda regla.

Luis I. cuenta que “en estos momentos existen bolsas enormes de trabajo en Alemania y las ofertas de trabajo son innumerables no sólo en campos especializados, también en puestos de baja formación. Se necesita personal sanitario, conductores, ingenieros en casi todas las ramas, comerciales...”.

“El gobierno alemán y las empresas llevan decenios fomentando el empleo joven. A día de hoy la tasa de paro entre los jóvenes alemanes de 15 a 24 años es del 10%. En España, del 39,2%”, matiza.

“Desde 2005 buscando un trabajo cualificado en España”“

Marta Viñes hace menos de un año que ha sido madre. Tiene 38 años y no quería un futuro para su familia como el que se plateaba en España: los dos trabajando todo el día y el niño criado por extraños.

Desde el pasado septiembre viven los tres en Baden Württemberg, casi en la frontera con Baviera. Marta llevaba desde 2005 buscando un trabajo cualificado en España y ahora con su sueldo en Alemania pueden vivir los tres. Consiguió el trabajo a través de la convocatoria de profesores visitantes del Ministerio de Educación cuando invitaron a los seleccionadores alemanes de las Consejerías de Educación de los Lánder para entrevistas en Madrid.

En Alemania “la seriedad impera. No conozco a nadie con trabajos precarios, ni mercado negro. Lo habrá, seguro, pero no lo conozco”, cuenta Marta.

¿Es cara la vida allí? ¿Cuánto cuesta el alquiler? ¿Y el ocio? Para esta profesora “las cosas necesarias son más baratas que en Madrid (piso, comida), el ocio es más caro o similar”.

Sobre los alquileres señala que “son más baratos, sin duda”. Cuenta su caso: “Yo pago 540 € por 110 m2 y reserva de plaza de garaje” mientras que “en San Lorenzo de El Escorial pagaba 700 € por 70 m2 más 55 € de garaje”.

Luis I. comenta que todo depende de en qué ciudad se resida porque incluso dentro de la misma hay diferencias importantes: “Aquí en Leipzig pagamos de media unos 7 €/m2 y a esos precios hay que añadir luego los gastos de luz, agua y calefacción, claro. La energía eléctrica cuesta de media unos 0,24 € kw/hora, por ejemplo”, apunta este leonés.

Sobre los alquileres de habitaciones Juan Antonio dice que “sí son más baratos, al menos con respecto a donde yo soy, Madrid, ya que en Düsseldorf se puede alquilar una habitación en un piso compartido por 300 euros con gastos incluidos”.

¿Y los sueldos?

Marta gana netos 2.400 €, pero está cotizando por 4.800€, ya que los impuestos son muy elevados en Alemania.

Luis I. nos remite al instituto alemán de estadística, según el cual el sueldo medio de los alemanes se sitúa en unos 30.800 € brutos al año. Conviene saber que si te registras como creyente de alguna religión se paga un impuesto a esa religión de tu nómina mensual y además en la parte del oeste se paga un impuesto para ayudar a la reconstrucción de la parte este del país.

Todos los españoles con los que hemos contactado tienen algo en común: están felices en el país teutón, y aunque cada uno tiene sus pequeños problemillas, todos aconsejan arriesgar e irse. Eso sí, hablan de responsabilidad, compromiso, civismo… y frío. Mejor tener todo en cuenta. La información

0 comentarios:

Banners

Freelance Jobs Sell Online with 2Checkout TrabajoFreelance.com TrabajoFreelance.com

Clica en los banners y regístrate

FAQs

1. Registarte: Lo primero es registrarte en las páginas que encuentras en los links que adjunto en la columna de la derecha y otros posts.

2. Datos: Te piden algunos datos que no te comprometen y todas tienen política de privacidad. Puedes dar tu nombre o usar un nick o alias.

3. A qué webs me apunto: Escoge tantas webs como quieras según el tiempo que quieras dedicarle.

4. Tiempo que debo dedicarle: En ningún caso leer las publicidades, navegar por páginas o responder encuestas te lleva más de unos segundos.

5. ¿Dónde encontraré mis datos? En todas estas páginas encontrarás tu área de afiliado con estadísticas de lo que vas acumulando y tu link de referidos.

6. ¿Qué son los referidos? Los referidos son todas aquellas personas que se registren en las webs a partir de tu código o link de referidos que aparecerá en tu área de usuario una vez te hayas registrado.

7. ¿Cómo me pagan? Te pagan en euros o en la moneda de tu país, por transferencia bancaria, cheque o Paypal. El sistema Paypal es rápido y seguro porque nunca aparecen tus datos ni los de nadie.

8. ¿Es un sistema seguro? La publicidad que emplea este sistema es marketing seguro. No se trata de un sistema piramidal. No recibirás correos spam, y si te llegan es algo excepcional.

9. ¿De qué tipo de anuncios se trata? En algunos casos puedes marcar anuncios según tus intereses; en otros casos te envían o seleccionan anuncios y webs aleatoriamente (telefonía, bancos, compras, viajes, juegos, etc.). En algunos casos se trata de encuestas breves sobre productos. A cuantos más "temas" te apuntes, más publicidades recibirás.

10. ¿Tendré que invertir dinero? Si te adhieres a programas "premium", o compras referidos, es a elección tuya. En principio no debes invertir dinero en absoluto. Nadie te obliga a hacer ningún desembolso, registrarte en webs de juegos, empresas o negocios, ni comprar nada.

11. ¿Cuánto cobraré y cuándo? Más información: clica aquí

12. ¿Puedo apuntarme a más de una de las webs?
Conviene que te apuntes a varias webs para probar que te llegan los anuncios. Cuantos más anuncios te lleguen mejor.

13. Accede a todos los links desde aquí.

"Vas a aburrirte. Deberías conseguir un empleo", me dijo Maurice en Mougins.
Insistió. Pero, por el momento, en todo caso, no tengo ganas. Quiero vivir por fin un poco para mí. Y aprovechar con Maurice esta soledad de dos de la cual tanto tiempo estuvimos privados. Tengo un montón de proyectos en la cabeza.

La mujer rota, Simone de Beauvoir