17 de enero de 2011

Cómo levantarle el ánimo a alguien desanimado



La mayoría de los artículos sobre el desánimo, nos encomiendan a Dios, o a las escrituras. Pero el desánimo es algo que puede ocurrirle no solo a un creyente o a un descreído, puede ocurrirle a cualquier persona en cualquier momento de su vida más allá de sus creencias religiosas que suelen ser variopintas.

¿Qué deberíamos hacer o decir si alguien nos dice que está bajo de ánimos?
En primer lugar, no sermonearle. Hablarle de su falta de coraje, de su falta de valentía, de lo ciego que está ante las maravillas de la existencia, o de lo desagradecido que resulta, no es el mejor camino. Las personas muchas veces estamos bajas de ánimo no porque no apreciemos la vida, ni porque no seamos valientes o porque nos falte coraje, ni porque seamos desagradecidos, sino porque hemos hecho un gran esfuerzo sin que podamos vislumbrar los resultados de dicho esfuerzo. O porque tememos que nuestros esfuerzos no nos lleven a ningún lado, o porque las cosas salgan al revés de lo que nos proponíamos.

Identificarse con el otro: la empatía
Se habla mucho de empatía, pero ¿qué significa? Significa saber ponerse en los zapatos del otro y transitar por un momento el desánimo ajeno. A veces un momento de silencio, una escucha interesada y profunda del otro, puede hacer maravillas. Intentar dar recetas o fórmulas mágicas para animar a alguien puede surtir el efecto contrario: el de no ser comprendido. ¡Sé feliz! ¡Valora lo que tienes! ¡Piensa en tus hijos! Éstas son palabras huecas sin sentido, porque una persona que está atravesando un bajón, no por eso ha dejado de pensar en sus seres queridos, ni ha dejado de darle el valor justo a las cosas. Tampoco es que haya dejado de ser feliz para toda la vida. Simplemente en este momento siente que no tiene fuerzas para seguir adelante. Que ha puesto mucho de su parte pero, por ejemplo, no encuentra apoyos.

Los grupos de apoyo
Es bien cierto que en determinadas circunstancias algunas personas buscan redes de apoyo para seguir adelante. Por ejemplo, Alcohólios Anónimos, o Chau Pucho, o grupos para perder peso, grupos religiosas, asociaciones, etc. Ésa puede ser la solución para algunos, pero no para todos. No todas las personas desean escuchar las confesiones o avatares de otras personas porque su caso quizás es distinto. Porque su trayectoria vital no encaja del todo bien en ninguno de esos grupos. Porque no buscan recetas o porque no buscan que alguien les empuje a comportarse de determinada manera. Hay que respetar a esas personas lo mismo que se respeta el que algunos se sientan a gusto en un grupo de apoyo. Similar a esto es que una persona mayor desee acudir a centros de personas mayores o a residencias de ancianos, y otras, no.

Conocer al otro
El mejor camino para apoyar a alguien en un momento de desánimo es intentar conocerlo mejor. Escuchar sus argumentos, no rebatírselos sin más ni descargar sobre él reproches. Ni tampoco servirá que nos sentemos en las alturas y desde arriba le pongamos ejemplos de lo bien que lo estamos haciendo nosotros o de lo bien que sabemos manejar nuestros estados de ánimo. Eso solo sirve para aumentar el monto de frustración.

Mensajes de la "vida es bella"
Lo último que una persona desanimada quiere escuchar es la convencional retahíla de mensajes de que todo en esta vida vale la pena. Lo mejor es intentar proponerle a esa persona algunas salidas para que pueda campear con su situación tal y como creemos que esa persona es capaz de hacerlo, y no nosotros. Recordarle lo bien que lo ha estado haciendo, insuflarle confianza en sí mismo. Lo ha hecho antes, seguramente podrá continuar haciendo lo mismo, quizás mejor, si se pone metas menos ambiciosas, si reorganiza la manera de enfrentarse a sus cosas. Pero siempre partiendo de cómo esa persona maneja su vida, no cómo la manejan otras. Es decir, hay que personalizar el apoyo. No olvidarnos nunca de con quién estamos hablando, su nivel sociocultural, su currículum vitae, en síntesis.

0 comentarios:

Banners

Freelance Jobs Sell Online with 2Checkout TrabajoFreelance.com TrabajoFreelance.com

Clica en los banners y regístrate

FAQs

1. Registarte: Lo primero es registrarte en las páginas que encuentras en los links que adjunto en la columna de la derecha y otros posts.

2. Datos: Te piden algunos datos que no te comprometen y todas tienen política de privacidad. Puedes dar tu nombre o usar un nick o alias.

3. A qué webs me apunto: Escoge tantas webs como quieras según el tiempo que quieras dedicarle.

4. Tiempo que debo dedicarle: En ningún caso leer las publicidades, navegar por páginas o responder encuestas te lleva más de unos segundos.

5. ¿Dónde encontraré mis datos? En todas estas páginas encontrarás tu área de afiliado con estadísticas de lo que vas acumulando y tu link de referidos.

6. ¿Qué son los referidos? Los referidos son todas aquellas personas que se registren en las webs a partir de tu código o link de referidos que aparecerá en tu área de usuario una vez te hayas registrado.

7. ¿Cómo me pagan? Te pagan en euros o en la moneda de tu país, por transferencia bancaria, cheque o Paypal. El sistema Paypal es rápido y seguro porque nunca aparecen tus datos ni los de nadie.

8. ¿Es un sistema seguro? La publicidad que emplea este sistema es marketing seguro. No se trata de un sistema piramidal. No recibirás correos spam, y si te llegan es algo excepcional.

9. ¿De qué tipo de anuncios se trata? En algunos casos puedes marcar anuncios según tus intereses; en otros casos te envían o seleccionan anuncios y webs aleatoriamente (telefonía, bancos, compras, viajes, juegos, etc.). En algunos casos se trata de encuestas breves sobre productos. A cuantos más "temas" te apuntes, más publicidades recibirás.

10. ¿Tendré que invertir dinero? Si te adhieres a programas "premium", o compras referidos, es a elección tuya. En principio no debes invertir dinero en absoluto. Nadie te obliga a hacer ningún desembolso, registrarte en webs de juegos, empresas o negocios, ni comprar nada.

11. ¿Cuánto cobraré y cuándo? Más información: clica aquí

12. ¿Puedo apuntarme a más de una de las webs?
Conviene que te apuntes a varias webs para probar que te llegan los anuncios. Cuantos más anuncios te lleguen mejor.

13. Accede a todos los links desde aquí.

"Vas a aburrirte. Deberías conseguir un empleo", me dijo Maurice en Mougins.
Insistió. Pero, por el momento, en todo caso, no tengo ganas. Quiero vivir por fin un poco para mí. Y aprovechar con Maurice esta soledad de dos de la cual tanto tiempo estuvimos privados. Tengo un montón de proyectos en la cabeza.

La mujer rota, Simone de Beauvoir