20 de febrero de 2011

Deshojar la margarita: ¿dejo o no dejo mi empleo actual?


Estás harto. En tu actual empleo no tienes incentivos para continuar. Te sientes denigrado por cómo pasan de ti. No estás motivado para aportar nada nuevo; al contrario, das lo mínimo posible para continuar en un statu quo insostenible. Tienes ganas de tirarlo todo por la borda. ¿Será que ha llegado la hora de dejar tu actual empleo?

Hazlo. Pero ten en cuenta las formas y algunos aspectos importantes.

Ante todo asegúrate de que tienes un nuevo empleo. Se supone que a hurtadillas lo has estado buscando. Has enviado cientos de currículums y has dado por fin con un empleo que se ajusta mejor a la horma de tu zapato. Informa de tu renuncia solo cuando tengas una confirmación oficial de incorporación en la otra empresa.

No vayas por ahí contándole a todo el mundo de tus planes ni de tus intenciones. Los primeros en saberlo conviene que sean tus superiores directos y de tus labios. No por rumores.

Elimina de tu puesto de trabajo cualquier información privada referida a ti, incluyendo mails, papeleo, datos comprometedores. No dejes trabajos a medio hacer. Y llévate todo lo que para ti pueda ser importante de cara el futuro. Modelos de cartas, modelos de contratos, contactos...

Recuerda que existe un contrato de por medio, y que tienes que ajustarte a las condiciones de cese que se indiquen (es lo que normalmente se conoce como “baja voluntaria”). Por ejemplo, en muchos empleos debes avisar de tu marcha quince días naturales antes de abandonar tu trabajo. Este plazo dependerá del convenio de tu sector y/o del convenio de la empresa, así como de las condiciones específicas de tu contrato. Infórmate bien, porque si no cumples el preaviso establecido, podrías ver menos dinero en tu finiquito: se te descontarán los días que no hayas cumplido.

El documento con el que manifiestas de forma oficial a tus responsables que quieres abandonar la empresa se llama carta de renuncia. No es que exista un modelo único para elaborar esta carta, pero sí tienes que indicar que renuncias por motivos profesionales (mejora en tus expectativas profesionales, por ejemplo), y todo de manera clara, muy breve y muy educada.

Ante la decisión de abandonar un trabajo, lo mejor es estar informado. Si un trabajador deja voluntariamente la empresa, no tiene derecho a solicitar el paro, o recibir una indemnización (a no ser que la finalización del contrato se produzca por circunstancias justificadas). Por eso, es importante que antes de entregar la carta de renuncia en tu actual empresa hayas hablado o incluso firmado previamente las condiciones de tu nuevo trabajo.

Cuando tengas tu carta redactada y revisada, prepara dos copias, y firma las dos. Cuando las entregues, una de ellas será para ti con la firma de tu superior o del departamento de Recursos Humanos. A partir de este momento, la empresa preparará tu finiquito correspondiente (lo que hayas trabajado en ese mes, la parte correspondiente de vacaciones, pagas extraordinarias, etc.), y se te citará para que firmes esa documentación.

Vete de manera profesional y lo más elegantemente posible. Nunca se sabe qué o quiénes te esperan al final del camino o al dar vuelta a la esquina, o si se corre la bola de que no merece la pena contar contigo.

Echa un vistazo a estos modelos de carta de renuncia.

Más información: quecursar.com, emujer.com

0 comentarios:

Banners

Freelance Jobs Sell Online with 2Checkout TrabajoFreelance.com TrabajoFreelance.com

Clica en los banners y regístrate

FAQs

1. Registarte: Lo primero es registrarte en las páginas que encuentras en los links que adjunto en la columna de la derecha y otros posts.

2. Datos: Te piden algunos datos que no te comprometen y todas tienen política de privacidad. Puedes dar tu nombre o usar un nick o alias.

3. A qué webs me apunto: Escoge tantas webs como quieras según el tiempo que quieras dedicarle.

4. Tiempo que debo dedicarle: En ningún caso leer las publicidades, navegar por páginas o responder encuestas te lleva más de unos segundos.

5. ¿Dónde encontraré mis datos? En todas estas páginas encontrarás tu área de afiliado con estadísticas de lo que vas acumulando y tu link de referidos.

6. ¿Qué son los referidos? Los referidos son todas aquellas personas que se registren en las webs a partir de tu código o link de referidos que aparecerá en tu área de usuario una vez te hayas registrado.

7. ¿Cómo me pagan? Te pagan en euros o en la moneda de tu país, por transferencia bancaria, cheque o Paypal. El sistema Paypal es rápido y seguro porque nunca aparecen tus datos ni los de nadie.

8. ¿Es un sistema seguro? La publicidad que emplea este sistema es marketing seguro. No se trata de un sistema piramidal. No recibirás correos spam, y si te llegan es algo excepcional.

9. ¿De qué tipo de anuncios se trata? En algunos casos puedes marcar anuncios según tus intereses; en otros casos te envían o seleccionan anuncios y webs aleatoriamente (telefonía, bancos, compras, viajes, juegos, etc.). En algunos casos se trata de encuestas breves sobre productos. A cuantos más "temas" te apuntes, más publicidades recibirás.

10. ¿Tendré que invertir dinero? Si te adhieres a programas "premium", o compras referidos, es a elección tuya. En principio no debes invertir dinero en absoluto. Nadie te obliga a hacer ningún desembolso, registrarte en webs de juegos, empresas o negocios, ni comprar nada.

11. ¿Cuánto cobraré y cuándo? Más información: clica aquí

12. ¿Puedo apuntarme a más de una de las webs?
Conviene que te apuntes a varias webs para probar que te llegan los anuncios. Cuantos más anuncios te lleguen mejor.

13. Accede a todos los links desde aquí.

"Vas a aburrirte. Deberías conseguir un empleo", me dijo Maurice en Mougins.
Insistió. Pero, por el momento, en todo caso, no tengo ganas. Quiero vivir por fin un poco para mí. Y aprovechar con Maurice esta soledad de dos de la cual tanto tiempo estuvimos privados. Tengo un montón de proyectos en la cabeza.

La mujer rota, Simone de Beauvoir