7 de abril de 2012

Dos años durmiendo en la calle


Pedro Clúster. Autor del blog Sinhogar.org / Madrid Diario

Durante dos años estuvo viviendo en las calles de Madrid. Pedro Clúster, autor del blog Sin Hogar, se ha convertido en la voz de los que vagan por la ciudad en busca de cobijo. Su ilusión: que los servicios sociales les tengan en cuenta a la hora de ofrecerles ayuda y crear una red social para que ninguno se sienta solo.

¿Cómo llega una persona a la calle?
Por un revés que le ha dado la vida: la muerte de un hijo, una separación, una desestructuración familiar, malos tratos… No tiene nada que ver con la pobreza. Los pobres no suelen llegar a este extremo, porque por lo general tienen una red social y ayudas que les ayudan a mantenerse, aunque sea precariamente.

Eso no se parece a la imagen que la sociedad tiene de la indigencia.
Según la primera encuesta sobre la indigencia del Instituto Nacional de Estadística, de diciembre de 2005, más del 16 por ciento de las personas que viven en la calle tienen título universitario; más del 64 por ciento tienen estudios secundarios; más del 30 por ciento no tiene ninguna adicción; más de un 50 por ciento busca trabajo. Yo conozco a un cocinero de un restaurante de lujo, que sigue cocinando maravillosamente, pero en la calle; un licenciado en filosofía; un creativo publicitario de una de las grandes agencias del país, que estuvo en la calle y ahora trabaja de conserje; un director financiero de una multinacional española de comida, un informático… A todos les ha pasado algo.

¿Hay suficientes plazas en los albergues?
No. Ahora, durante la Campaña del Frío, el Ayuntamiento proporciona unas 300 plazas. Teniendo en cuenta que hay unas dos mil personas en la calle, además de los que ya están atendidos, que serán otros dos mil, los albergues se llenan, pero siguen durmiendo al raso unas 1.700. No digo nada nuevo: todos vemos a personas durmiendo en la calle en pleno invierno. Yo lo he pasado y eso te marca para siempre. Además, no entiendo por qué empieza en una fecha fijada con varios meses de antelación. ¿Qué pasa si empieza a nevar antes? ¿No sería más lógico que arrancara cuando empieza a hacer frío?

¿Cómo es la vida en un albergue?
El más conocido son los pabellones de mayorales de la Casa de Campo, que tienen unas 40 plazas, pero a las siete de la mañana te ponen otra vez en la calle. ¿Qué hace un tío sin un duro, a las siete de la mañana, con un frío que pela, en la Casa de Campo? Y San Isidro es el último recurso. Un amigo mío dice que prefiere su cajero individual, porque aunque también se levanta pronto porque llega el director de la sucursal, con suerte le da cinco euros. Claro, tiene muchas ventajas.

¿Cuáles son las normas para obtener plaza en un albergue?
No lo sé; a los indigentes no les informan de esos criterios. A mí me llamaban alguna vez para avisarme de que hay plazas, pero después no me dejaban entrar. Es falso que los sin techo no quieran ir a los albergues; lo que pasa es que no quieren que les humillen. Yo no quiero caridad, sino saber qué derechos tengo como ciudadano.

¿Y no se puede reclamar?
¿Dónde reclama un indigente? ¿Dónde puede poner una denuncia porque no le han dado plaza en un albergue? Les dicen que vayan al Defensor del Pueblo, pero un hombre que vive entre dos cartones no sabe ni dónde está el Defensor del Pueblo. Es el colectivo más marginado, siempre está recibiendo limosnas y caridad. Por eso llega un momento en que reniegan de los servicios sociales y se lo montan por su cuenta.

Si un indigente encuentra un trabajo incompatible con los horarios del albergue, ¿qué puede hacer?
Tiene que volver a la calle y esperar a que le paguen a fin de mes, o bien pedir un adelanto para poder pagarse una pensión. Y seguramente tampoco pueda ir a los comedores, porque allí se come a las doce y se cena a las siete. Los indigentes españoles son más europeos que la clase media. Así que tiene que comer por su cuenta, pagarse el abono transportes… Y asearse donde pueda.

¿Qué es lo primero que necesita una persona que se queda en la calle?
Una de las carencias de la red de atención social es la salud mental. Una persona que llega a esa situación tiene, como mínimo, depresión y la autoestima por los suelos, con lo cual necesita inmediatamente tratamiento psicológico. Eso, seguro. Y después ya vendrá lo demás. Yo estoy aquí gracias a un psiquiatra de la Seguridad Social. He estado en centros de día, comedores, ONG, albergues… A mí nunca nadie me preguntó si necesitaba un psicólogo o un psiquiatra. De no ser por él, ahora seguiría durmiendo entre dos cartones.

¿Qué haría falta para que todos los sin techo tuvieran una plaza para dormir?
Es muy fácil: un albergue de 20 plazas en cada barrio. No estoy pidiendo nada raro: eso no crearía alarma social y habría plazas para todos. Con una cama, un techo digno, asistencia sanitaria y psicológica y más libertad de horarios.

¿Cómo se puede salir de la calle?
Es complicadísimo. A alguien que sale de esa situación habría que ponerle un monumento, porque tiene todo en contra. El sistema está pensado para los pobres del siglo XIX, no para las necesidades reales de los sin hogar de hoy en día. Lo que hay que hacer es evitar que la gente que llega a la calle se cronifique.

¿El trabajo es la solución?
Los servicios sociales están obsesionados con el trabajo, y eso está muy bien, pero no se dan cuenta de que algunos no pueden trabajar. Si les buscan un trabajo y no están preparados para desempeñarlo, volverán a recaer. Y no hay apenas recursos específicos para los sin techo. Por ejemplo, para los drogodependientes están los CAD, los pisos de reinserción, Proyecto Hombre… Ellos no duermen entre cartones. Para ellos hay recursos; para los alcohólicos, también. Pero si lo único que te pasa es que vives en la calle, no tienes a dónde ir.

Cuando se logra salir de esa situación, ¿qué queda?
Yo he vivido tres vidas: la primera, la segunda, en la calle, y la tercera, en la que estoy intentando combinar ambas sin que chirríe demasiado. Pero una vez que has dormido en la calle ya eres distinto. Valoras de forma diferente a la sociedad, porque te has sentido abandonado por ella y, a la vista de eso, la has abandonado tú después. Es difícil de explicar.

¿De ahí la iniciativa de la red social?
Las ONG y los servicios sociales ponen muy buena voluntad, pero esa obsesión con el trabajo y la habitación olvida que la red social es fundamental. Tengo un amigo que salió de la calle y en vacaciones vuelve al albergue para tener a alguien con quien hablar. Casi todos los sin techo han perdido a la familia y a los amigos, y les da vergüenza contar lo que les ha pasado. Yo he tenido éxito porque hablo de ello: no me siento orgulloso, pero tampoco me da vergüenza porque no soy ningún delincuente. Es difícil crear amistades o lazos: por ejemplo, no puedes abordar a una chica y decirle que has estado dos años durmiendo en un cajero. Uno de mis grandes sueños es crear una red social y sigo manteniendo la relación con los amigos para que de vez en cuando puedan hablar con normalidad.

0 comentarios:

Banners

Freelance Jobs Sell Online with 2Checkout TrabajoFreelance.com TrabajoFreelance.com

Clica en los banners y regístrate

FAQs

1. Registarte: Lo primero es registrarte en las páginas que encuentras en los links que adjunto en la columna de la derecha y otros posts.

2. Datos: Te piden algunos datos que no te comprometen y todas tienen política de privacidad. Puedes dar tu nombre o usar un nick o alias.

3. A qué webs me apunto: Escoge tantas webs como quieras según el tiempo que quieras dedicarle.

4. Tiempo que debo dedicarle: En ningún caso leer las publicidades, navegar por páginas o responder encuestas te lleva más de unos segundos.

5. ¿Dónde encontraré mis datos? En todas estas páginas encontrarás tu área de afiliado con estadísticas de lo que vas acumulando y tu link de referidos.

6. ¿Qué son los referidos? Los referidos son todas aquellas personas que se registren en las webs a partir de tu código o link de referidos que aparecerá en tu área de usuario una vez te hayas registrado.

7. ¿Cómo me pagan? Te pagan en euros o en la moneda de tu país, por transferencia bancaria, cheque o Paypal. El sistema Paypal es rápido y seguro porque nunca aparecen tus datos ni los de nadie.

8. ¿Es un sistema seguro? La publicidad que emplea este sistema es marketing seguro. No se trata de un sistema piramidal. No recibirás correos spam, y si te llegan es algo excepcional.

9. ¿De qué tipo de anuncios se trata? En algunos casos puedes marcar anuncios según tus intereses; en otros casos te envían o seleccionan anuncios y webs aleatoriamente (telefonía, bancos, compras, viajes, juegos, etc.). En algunos casos se trata de encuestas breves sobre productos. A cuantos más "temas" te apuntes, más publicidades recibirás.

10. ¿Tendré que invertir dinero? Si te adhieres a programas "premium", o compras referidos, es a elección tuya. En principio no debes invertir dinero en absoluto. Nadie te obliga a hacer ningún desembolso, registrarte en webs de juegos, empresas o negocios, ni comprar nada.

11. ¿Cuánto cobraré y cuándo? Más información: clica aquí

12. ¿Puedo apuntarme a más de una de las webs?
Conviene que te apuntes a varias webs para probar que te llegan los anuncios. Cuantos más anuncios te lleguen mejor.

13. Accede a todos los links desde aquí.

"Vas a aburrirte. Deberías conseguir un empleo", me dijo Maurice en Mougins.
Insistió. Pero, por el momento, en todo caso, no tengo ganas. Quiero vivir por fin un poco para mí. Y aprovechar con Maurice esta soledad de dos de la cual tanto tiempo estuvimos privados. Tengo un montón de proyectos en la cabeza.

La mujer rota, Simone de Beauvoir