9 de julio de 2012

¿Padeces de artrosis?


La artrosis es la enfermedad reumática más habitual. Está provocada por el desgaste del cartílago (que recubre los huesos) de las articulaciones. Este cartílago es el encargado de amortiguar el roce de los huesos y repartir la carga de la articulación. En las fases iniciales, el cartílago se vuelve frágil y quebradizo; después se adelgaza de manera progresiva, hasta que desaparece y deja el hueso al descubierto.

Por su parte, a medida que el cartílago desaparece, el hueso se vuelve más denso y ensancha su base creciendo por los extremos. Estos cambios, que pueden verse en las radiografías, son los llamados "osteofitos". En este proceso, se desprenden partículas que producen una inflamación sinovial que conlleva dolor, hinchazón y la consecuente impotencia funcional.

Hasta ahora, ha sido considerada como una enfermedad propia de la vejez. Y pese a que hay otros factores implicados, la edad es un factor determinante: se calcula que un 70% de los mayores de 50 años tienen signos degenerativos en las radiografías, aunque esto no significa necesariamente que hayan síntomas. Por otra parte, también hay factores hereditarios, como en el caso de la artrosis de manos.

El uso repetitivo con la consiguiente sobrecarga también puede favorecer la artrosis en determinadas articulaciones, como sería también el caso de las manos en determinadas profesiones. En el caso de la rodilla y la cadera, el sobrepeso tiene un papel importante, ya que somete a la articulación a un sobreesfuerzo continuado. Aunque parece que no solo se trata del exceso de kilos.

Datos de nuevas investigaciones apuntan que la disfunción metabólica que acompaña a la obesidad puede tener su labor en el desarrollo de trastornos degenerativos en las articulaciones. Esto es lo que sugiere un reciente estudio estadounidense donde se trabajó con dos grupos de ratones a los que se había provocado artrosis de rodilla. El análisis mostró que las dietas hipercalóricas y las alteraciones metabólicas derivadas (como la diabetes) podrían ser responsables de la progresión de la enfermedad. De esta manera, no solo habría que luchar contra el sobrepeso, sino que sería recomendable seguir una dieta sana y equilibrada.

El sexo parece también un factor asociado; en este caso, las mujeres salen peor paradas que los hombres, ya que, a partir de los cincuenta años, la menopausia acelera los procesos artrósicos.
Prevenir la artrosis

A pesar de que, de momento, no hay disponible un tratamiento curativo para esta enfermedad reumática, si es posible prevenirla y enlentecer su progresión. Para ello, es importante evitar el sobrepeso y seguir unos hábitos nutricionales y de descanso adecuados. Determinadas actividades profesionales suponen una sobrecarga para algunas articulaciones; por este motivo resulta fundamental adecuar el puesto de trabajo para minimizar el problema. En estos casos, también puede ser interesante efectuar algún tipo de actividad física que ayude a compensar y corregir esta sobrecarga (por ejemplo, si se hace trabajo de oficina, practicar natación para fortalecer la musculatura de la espalda).

La artrosis en números

Se estima que en España un 10% de la población tiene artrosis, lo que supondría alrededor de cinco millones de afectados. Esta enfermedad conlleva un importante impacto socioeconómico en los países desarrollados. Según un estudio llevado a cabo por la Sociedad Española de Reumatología (SER), en colaboración con la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), se calcula que el coste anual de la artrosis de rodilla y cadera en nuestro país asciende a 1.502 euros por paciente, lo que significa un coste total de 4.738 millones de euros al año, es decir, el equivalente al 0,5% del Producto Interior Bruto.

0 comentarios:

Banners

Freelance Jobs Sell Online with 2Checkout TrabajoFreelance.com TrabajoFreelance.com

Clica en los banners y regístrate

FAQs

1. Registarte: Lo primero es registrarte en las páginas que encuentras en los links que adjunto en la columna de la derecha y otros posts.

2. Datos: Te piden algunos datos que no te comprometen y todas tienen política de privacidad. Puedes dar tu nombre o usar un nick o alias.

3. A qué webs me apunto: Escoge tantas webs como quieras según el tiempo que quieras dedicarle.

4. Tiempo que debo dedicarle: En ningún caso leer las publicidades, navegar por páginas o responder encuestas te lleva más de unos segundos.

5. ¿Dónde encontraré mis datos? En todas estas páginas encontrarás tu área de afiliado con estadísticas de lo que vas acumulando y tu link de referidos.

6. ¿Qué son los referidos? Los referidos son todas aquellas personas que se registren en las webs a partir de tu código o link de referidos que aparecerá en tu área de usuario una vez te hayas registrado.

7. ¿Cómo me pagan? Te pagan en euros o en la moneda de tu país, por transferencia bancaria, cheque o Paypal. El sistema Paypal es rápido y seguro porque nunca aparecen tus datos ni los de nadie.

8. ¿Es un sistema seguro? La publicidad que emplea este sistema es marketing seguro. No se trata de un sistema piramidal. No recibirás correos spam, y si te llegan es algo excepcional.

9. ¿De qué tipo de anuncios se trata? En algunos casos puedes marcar anuncios según tus intereses; en otros casos te envían o seleccionan anuncios y webs aleatoriamente (telefonía, bancos, compras, viajes, juegos, etc.). En algunos casos se trata de encuestas breves sobre productos. A cuantos más "temas" te apuntes, más publicidades recibirás.

10. ¿Tendré que invertir dinero? Si te adhieres a programas "premium", o compras referidos, es a elección tuya. En principio no debes invertir dinero en absoluto. Nadie te obliga a hacer ningún desembolso, registrarte en webs de juegos, empresas o negocios, ni comprar nada.

11. ¿Cuánto cobraré y cuándo? Más información: clica aquí

12. ¿Puedo apuntarme a más de una de las webs?
Conviene que te apuntes a varias webs para probar que te llegan los anuncios. Cuantos más anuncios te lleguen mejor.

13. Accede a todos los links desde aquí.

"Vas a aburrirte. Deberías conseguir un empleo", me dijo Maurice en Mougins.
Insistió. Pero, por el momento, en todo caso, no tengo ganas. Quiero vivir por fin un poco para mí. Y aprovechar con Maurice esta soledad de dos de la cual tanto tiempo estuvimos privados. Tengo un montón de proyectos en la cabeza.

La mujer rota, Simone de Beauvoir