4 de agosto de 2012

Cómo borrar tus búsquedas en Google


Probablemente ya sabes que a partir del primer día del mes de marzo, Google activará una nueva política de privacidad, unificada a través de todos sus servicios. La nueva política se aplica tanto a los datos ya recolectados como a los que serán registrados desde el 1 de marzo.

A través del motor de búsqueda, un usuario puede exponer algunos gustos y preferencias que tal vez prefiera mantener en un marco más privado, y apartado de otros servicios. Por lo tanto, si no deseas que el historial Web influya en el funcionamiento de otros servicios de Google, tienes la opción de borrarlo, o incluso desactivarlo por completo.

Las políticas de privacidad han sido, son, y serán un tema delicado. Con una Web cada vez más abierta y dinámica, con usuarios que cada vez comparten más información en ella, y con servicios y portales que compiten duramente en un mercado agresivo y cambiante, la posibilidad de un error o de ir más allá de lo que se considera “correcto” siempre está presente. En algún momento de su existencia, todo gigante de la industria ha tenido algún roce más complicado de lo normal con los usuarios debido a sus políticas de privacidad. Por esa razón, cuando se anuncian cambios importantes en ellas, la delicadeza y la disponibilidad de información se convierten en factores críticos.

Google ha informado de que aplicará nuevas políticas a partir del 1 de marzo. Este aviso llegó de forma bastante anticipada y con la suficiente exposición (algo correcto a mi parecer), pero de todas maneras se esperan ajustes y discusiones adicionales. La Unión Europea le solicitó al gigante de Mountain View que demore la activación de la nueva política, mientras que un importante grupo de abogados estadounidenses envió una carta al CEO de Google Larry Page, expresando sus dudas sobre la unificación.

PURGA TU HISTORIAL

Básicamente, lo que Google busca es relacionar de forma más estrecha a sus servicios, optimizando la experiencia del usuario sobre ellos. En la teoría parece una buena idea, pero al mismo tiempo, mantener las cosas separadas no es algo precisamente malo que digamos. La explicación es sencilla: Lo que consultas en el buscador no es lo mismo que publicas en Google+, o que envías por correo a través de Gmail. Tal vez no deseas que el historial de búsqueda se vea reflejado en otros servicios, y en el caso de que aquí sea, existen caminos oficiales para impedir esto, al menos parcialmente. El primero es purgar el historial Web. El paso inicial consiste en ingresar a Google con tu cuenta. Luego vas a https://google.com/history, y una vez allí solicitas que se elimine todo el historial Web. Al hacerlo, también colocas en pausa su funcionamiento.

Ahora, si deseas realizar una eliminación más avanzada, puedes quitar el historial Web por completo. Dentro de tu cuenta, deberás ir a la sección de Productos, y hacer clic sobre el pequeño enlace “Editar”. Allí encontrarás varias opciones, desde la eliminación de Gmail hasta la desactivación completa de tu cuenta, pero también deberías encontrar una opción para eliminar permanentemente al historial. Haz clic allí, confirma la operación, y eso será todo. Para finalizar, no debes olvidar que Google seguirá registrando otros parámetros que no están asociados directamente al historial de búsqueda, que conservará parte de los datos por cierto tiempo, y que los compartirá con las autoridades en caso de ser requerido por las mismas. Si posees más de una cuenta de Google, no olvides hacer esto en cada una de ellas.

Autor: J. de Jorge

0 comentarios:

Banners

Freelance Jobs Sell Online with 2Checkout TrabajoFreelance.com TrabajoFreelance.com

Clica en los banners y regístrate

FAQs

1. Registarte: Lo primero es registrarte en las páginas que encuentras en los links que adjunto en la columna de la derecha y otros posts.

2. Datos: Te piden algunos datos que no te comprometen y todas tienen política de privacidad. Puedes dar tu nombre o usar un nick o alias.

3. A qué webs me apunto: Escoge tantas webs como quieras según el tiempo que quieras dedicarle.

4. Tiempo que debo dedicarle: En ningún caso leer las publicidades, navegar por páginas o responder encuestas te lleva más de unos segundos.

5. ¿Dónde encontraré mis datos? En todas estas páginas encontrarás tu área de afiliado con estadísticas de lo que vas acumulando y tu link de referidos.

6. ¿Qué son los referidos? Los referidos son todas aquellas personas que se registren en las webs a partir de tu código o link de referidos que aparecerá en tu área de usuario una vez te hayas registrado.

7. ¿Cómo me pagan? Te pagan en euros o en la moneda de tu país, por transferencia bancaria, cheque o Paypal. El sistema Paypal es rápido y seguro porque nunca aparecen tus datos ni los de nadie.

8. ¿Es un sistema seguro? La publicidad que emplea este sistema es marketing seguro. No se trata de un sistema piramidal. No recibirás correos spam, y si te llegan es algo excepcional.

9. ¿De qué tipo de anuncios se trata? En algunos casos puedes marcar anuncios según tus intereses; en otros casos te envían o seleccionan anuncios y webs aleatoriamente (telefonía, bancos, compras, viajes, juegos, etc.). En algunos casos se trata de encuestas breves sobre productos. A cuantos más "temas" te apuntes, más publicidades recibirás.

10. ¿Tendré que invertir dinero? Si te adhieres a programas "premium", o compras referidos, es a elección tuya. En principio no debes invertir dinero en absoluto. Nadie te obliga a hacer ningún desembolso, registrarte en webs de juegos, empresas o negocios, ni comprar nada.

11. ¿Cuánto cobraré y cuándo? Más información: clica aquí

12. ¿Puedo apuntarme a más de una de las webs?
Conviene que te apuntes a varias webs para probar que te llegan los anuncios. Cuantos más anuncios te lleguen mejor.

13. Accede a todos los links desde aquí.

"Vas a aburrirte. Deberías conseguir un empleo", me dijo Maurice en Mougins.
Insistió. Pero, por el momento, en todo caso, no tengo ganas. Quiero vivir por fin un poco para mí. Y aprovechar con Maurice esta soledad de dos de la cual tanto tiempo estuvimos privados. Tengo un montón de proyectos en la cabeza.

La mujer rota, Simone de Beauvoir